Consumo y mercadeo de la papa en México

Audio y resumen de la ponencia que Rafael Mora Aguilar, Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo, presentó en el Panel sobre consumo y mercado del XXVI Congreso bienal de la Asociación Latinoamericana de la Papa (ALAP), celebrado en Bogotá entre el 28 de septiembre y el 2 de octubre de 2014.

 

Introducción

En México, la papa ocupa el lugar 14 en orden de importancia por superficie sembrada (0.3% del total nacional), el lugar 17 por su producción y el 7º lugar (3.3%) por su valor de la producción.

La superficie cosechada durante el 2013 fue de 60,875 ha, en las que se obtuvieron 1,629,938 t; el rendimiento promedio fue de 26.8 t ha-1 y el valor de la producción alcanzó los $11´363,388.

Se cultiva en 24 de los 32 estados de la República, distribuidos en diferentes regiones del país.

Los principales estados productores son Sonora, Sinaloa, Veracruz, Puebla, Nuevo León y México con una producción de 352,050, 293,045, 150,278, 143,624, 138,714 y 131, 244 t, respectivamente.

Los principales estados por superficie cosechada son Sinaloa, Sonora, Puebla, Veracruz, México, Nuevo León y Chihuahua, los cuales abarcan 80% de la superficie cosechada; solo los primeros cinco estados comprenden 69% de esa superficie.

La papa se cultiva durante todo el año, en dos ciclos agrícolas: primavera-verano (PV) y otoño-invierno (OI).

En el OI, bajo riego, Sinaloa, Sonora y Nuevo León ocupan 70% de la superficie cosechada (38,281 ha). Puebla, Veracruz y México ocupan 62% de la superficie cosechada en condiciones de temporal durante el ciclo PV (22,594 ha).

El rendimiento medio bajo riego y temporal es de 30.2 y 20.9 t ha-1, respectivamente.

Debido a las diversas labores que demanda en la siembra, cosecha, comercialización, etc., este cultivo tiene fuerte impacto económico en las zonas rurales donde se cultiva: 8,700 productores, 77,800 familias, sin contar la agricultura de subsistencia, 17,500 empleos directos, 51,600 empleos indirectos, 6´900,000 jornales año-1, valor de la producción por $11´622,047, inversiones por un monto de 2,246, millones de dolares (CONPAPA, 2013).

Ocupa alrededor de 70 jornales por hectárea.

Problemática

Los problemas más importantes de la papa discutidos en el 2003 y que se mantienen vigentes son:

  • Organización y desarrollo empresarial: falta de capacidad organizativa, deficiente planeación y escasa iniciativa empresarial
  • Producción y tecnología: uso de suelo e información climática, intensificar los sistemas de producción, programas de producción de semillas, programas fitosanitario
  • Financiamiento
  • Insumos, maquinaria y equipo
  • Procesamiento, empaque y presentación
  • Asistencia técnica, capacitación y asesoría
  • Comercialización: Enfrenta problemas como falta de semilla certificada; incidencia de plagas (vectores) y enfermedades (fungosas y bacterianas), así como condiciones agroecológicas adversas (pH alcalino del suelo, temperaturas extremas y altas probabilidades de granizo; sequía)

(Parga et al., 2009; 2010).

Existen problemas a los que en su oportunidad no se les prestó la atención que requerían y se han convertido en factores limitantes de la producción con la desaparición de algunas zonas productoras de papa y de solanáceas, como es el caso de Paratrioza cockerelli , PVYn, roña común y roña pulvorolienta, importadas en semilla proveniente de Canadá.

En los últimos años la plaga P. cockerelli (Bactericela Cockerelli) está causando serios daños en la producción y calidad del cultivo de papa y en todas las demás solanáceas en los estados productores del país (CONPAPA, 2007a).

El problema de la Paratrioza cockerelli ha crecido por la falta de conocimiento en los técnicos y productores por lo que en su oportunidad propusimos y llevamos a cada zona productora un taller para capacitación de técnicos y productores que contemplará todas las prácticas que tienen que implementarse para el control de la plaga, pero esto no fue suficiente y los productores de todas las zonas productoras piden nuevamente el taller, pero debido a que la CONPAPA es una organización que trabaja con recursos propios y dado que se vio muy afectada por estos problemas fitosanitarios que repercutieron enormemente en su economía, se vio limitada en sus recursos lo que ha impedido que se continúen lleven a cabo estos talleres de capacitación.

Además, se afrontan condiciones de competencia desleal respecto a los productores de USA y Canadá; los subsidios en México para este sector son menores que los otorgados a sus socios comerciales.

Consumo de papa fresca

En cuanto al consumo total, a nivel del continente americano, México ocupa el 6º lugar, con un consumo anual de 1´880,000 t, a pesar de esto el consumo per cápita es bajo, solo 17 kg por persona al año, comparado con el principal consumidor de América que es Perú (74 kg por persona al año) (Vázquez et al ., 2012).

Los productores de papa en México no han logrado beneficiarse de la comercialización del producto en fresco, debido a los bajos niveles de consumo.

Aún y cuando la papa se produce casi todo el año, el consumo per cápita es muy bajo; en el año 2000 fue de 16.2 kg, para 2007 aumentó a 17 kg por habitante y en el 2013 alcanzó 17.1 kg. Este nivel de consumo es insuficiente para estimular la oferta. Para el 2022 el consumo per cápita de papa fresca será de casi 20 kg por habitante; de continuar con esa tendencia, para el 2060, México tendría un consumo de casi 36 kg por habitante.

No obstante; el consumo de papa procesada en México ha sido creciente en los últimos años como consecuencia de la expansión de la industria de la comida rápida.

Distribución del consumo fresco y procesado

El consumo de papa en México se distribuye de manera siguiente (CONPAPA, 2013):

  • 56% de la producción nacional se destina al consumo enfresco
  • 29% a la industria, y
  • 15% para semilla que se utiliza en las siembras del siguiente ciclo

La industria de la papa en México en los últimos años ha ido creciendo, debido a la necesidad de la población de obtener comida rápida.

El consumo de papas fritas creció más que el consumo de papa fresca.

Hay tres empresas principalmente que industrializan la papa: Sabritas, Barcel y Pringles. Sabritas participa con 80% de la producción total de papas fritas; Barcel, con el 10% y Pringles 1%, y el resto, otras empresas.

Sabritas tiene convenios con productores, principalmente de la zona norte del país, en donde adquiere la papa bajo el esquema de agricultura por contrato; en esta región compra aproximadamente el 20% de la producción.

Otra forma de consumir la papa sin que represente un alto grado de transformación es prefrita congelada y se encuentra en casi todos las tiendas de autoservicio.

Canales de comercialización predominantes

Los mecanismos de comercialización de la papa dependen de la región donde se produzca, la organización de los productores, el tamaño de las unidades productivas y la infraestructura para almacenaje con que se cuente.

Por ejemplo, en Sinaloa casi no hay intermediarios, gran parte de los productores cuentan con grandes bodegas en las distintas centrales de abasto del país, lo que les permite comerciar directamente el producto.

Los que no tienen bodegas envían directamente su producto a las centrales de abasto en donde previamente se fija el precio.

La industria compra directamente a los productores bajo el esquema de agricultura por contrato; lo mismo ocurre en toda la zona norte del país.

Sin embargo, en el Estado de México el “mediero” es fundamental. Los medieros comparten la mitad de los gastos de producción, pero también les corresponde la mitad de las ganancias, bajo este esquema, los productores omedieros venden directamente en las centrales de abasto con base en un contrato previo; en éste se establece el precio de venta y las condiciones de la hortaliza; también se vende utilizando el mecanismo de oferta y demanda para fijar el precio en las centrales de abasto.

Igualmente existen los intermediarios, los cuales compran a pie de parcela el producto y después ellos lo venden en las centrales de abasto o pequeños mercados.

En general, la comercialización empieza cuando la producción es llevada a los centros de abasto, ya sea por los propios productores o por los intermediarios que la adquieren a pie de parcela.

Después de la central de abasto, se distribuye a los diferentes mercados, tianguis y centros comerciales. Para que finalmente la adquiera el consumidor final.

Con relación al consumo en fresco se tienen como principales centros de acopio y distribución las centrales de abasto de la Cd. de México, estado de México (Toluca y Ecatepec), Monterrey, Guadalajara, Puebla, León y en menor proporción, Mérida y Chihuahua, de donde se distribuye a todos los centros de consumo del país.

Del total de la producción del estado de México, el 70% se comercializa en la Central de Abasto de la Cd. de México (CEDA) y el 30% en las centrales de Ecatepec, Toluca y en los mercados regionales. Puebla comercializa el 60% de su producción en la CEDA; 30%, en la de Puebla; 4% en la región de El Bajío y el resto, en otros lugares del país.

Comportamiento de los precios

A nivel nacional, el precio medio rural histórico de 2000 a 2009, tuvo un crecimiento de 127% al pasar desde $3,320 en el 2000 hasta $7,555 t en el 2009. No obstante que el precio medio rural estimado para el periodo de 2010 a 2015, prevé un crecimiento anual de 4.8%, esperando alcanzar un precio de $7,738 t en el 2015, actualmente el precio al consumidor varía entre $10.00 y $14.00 el kilogramo de la papa blanca (SNIIM, 2014).

Importaciones y exportaciones

Con respecto a las importaciones de papa en México, éstas superan por mucho a las exportaciones, tanto en volumen como en valor; sin embargo, representan menos del 2% del consumo nacional.

Hasta 1999 se observó un crecimiento constante en las importaciones, cuando las compras al exterior alcanzaron 51,587 t, aprox. 17 millones de dólares (MDD) pero, a partir del siguiente año, empezaron a decrecer hasta ubicarse en 17,974 t en el año 2002; durante 2003 se reactivaron (31,928 t; 11.4 MDD) y en 2004 se ubicaron en 42,386 t, con valor de 12.3 MDD; para 2005 fueron de 66,504 t, es decir, 29% más que el año previo.

En el 2013 se importaron más de 230,000 t: papas preparadas congeladas (54%), frescas (41%) y papas preparadas sin congelar (5%).

El 75% de las importaciones provienen de Estados Unidos y el 25% restante de Canadá.

Las exportaciones de papa han tenido un comportamiento variado en los últimos años, presentando una disminución significativa a partir del 2001 cuando se registraron ventas al exterior por tan sólo 96,000 dólares y de 31,000 dólares en 2003.

Las exportaciones más altas se presentaron 1990 con 2,751 t y en 1999 con 2,485 t y un valor de 967,000 dólares.

En 2013, sólo cerca de 27,000 t (1.6% de la producción) se destinaron al mercado de exportación: papas preparadas sin congelar (93%) y papas frescas (6%).

Las exportaciones en México prácticamente no tienen importancia; éstas, en su mayoría corresponden a la fracción 0701.90.99 (patatas o papas frescas o refrigeradas para los demás usos).

El 90% de las exportaciones se han dirigido a Belice, 6% a los Estados Unidos y 4% a otros países.

El principal destino de las exportaciones es Belice, que concentra desde 1996 más del 95% de las exportaciones, salvo en 2001 y 2002; este último año, las exportaciones fueron principalmente para el mercado estadounidense.

Otros países en donde México ha participado con cantidades muy pequeñas y de manera irregular son Brasil, República Dominicana, El Salvador, Aruba y Panamá.

Que se ha hecho para abordar la problemática en el país y que perspectivas analiza para el inmediato futuro para la papa (plantear si cree que pueden haber iniciativas regionales)

Ante la problemática planteada, principalmente en comercialización, los productores nacionales de papa, a través de la CONPAPA, han implementado estrategias hacia dos vertientes principalmente.

La primera está orientada a manifestar sus inconformidades en torno a las políticas comerciales establecidas en el TLCAN, debido a las condiciones de competencia desleal que enfrentan, en relación a los productores estadounidenses; han promovido el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-012-FITO-1996, la cual impide la entrada de importaciones de papa fresca pro- venientes de Estados Unidos de América y Canadá más allá de la franja fronteriza; también han manifestado al Gobierno su deseo de recibir subsidios similares a los de sus socios comerciales;

La segunda estrategia está dirigida al mercado interno, con ella los productores mexicanos buscan aumentar la demanda de papa fresca a través de elevar el consumo de la población, mediante campañas publicitarias que exhiban las bondades nutrimentales del tubérculo, y que permitan estimular su demanda (CONPAPA, 2007b).

Existen otras iniciativas como la propuesta por el gobierno del estado de Nuevo León, que incluye los siguientes Programas Instrumentales y Proyectos Estratégicos (ICSD, 2005):

  • Programas y proyectos prioritarios para el sector papa
  • Programas y proyectos para el fortalecimiento de los eslabones de la cadena global de valor del sector papa
  • Desarrollo del capital intelectual en el sector hortícola
  • Fortalecimiento del capital organizacional del sector hortícola-papa
  • Enfoque de agronegocios y empresas IFA del sector hortícola
  • Programas para el fortalecimiento de la competitividad logística de la región, y
  • Nuevo enfoque de la comercialización hortícola

A nivel regional (México, Centroamérica y El Caribe) es necesario generar iniciativas para solucionar la problemática técnica que enfrenta el cultivo de papa.

El desarrollo de proyectos estratégicos de investigación y transferencia de tecnología (I+TT), de carácter interinstitucional y transdisciplinarios podría frenar iniciativas de los gobiernos o de instituciones que afectan al sector primario de la papa; por ejemplo, en México, la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífica (TTP) que permite el ingreso de papa fresca estadounidense.

El CONPAPA anualmente elabora un plan de fortalecimiento del sector el cual debe ser reforzado en el área de I+TT por instituciones y centros públicos de investigación.

Referencias bibliográficas

Alianza para el Campo, Fundación Produce Tlaxcala y Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas Campus Puebla. 2003. Programa Estratégico para la Producción, Transformación y Comercialización de la papa. FPT, CP, Tlaxcala, Tlax., Abril 2003. 16 p.

Calderón C., M.; García M., R.; López D., S.; Mora F., J.S.; García S., J.A. 2004. Efecto del precio internacional sobre el mercado de la papa en México, 1990-2000. Rev. Fitotec. Mex. 27(4): 377-384.

CONPAPA. 2013. Monografía del cultivo de la papa.

Financiera Rural de Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero. 2014. Panorama de la papa. 2p.

Gobierno del Estado de Chihuahua (GECh). 2010. Papa – Análisis de competitividad. 33 p. http://www.chihuahua.gob.mx/atach2/sdr/uploads/File/papa.pdf

Instituto de Competitividad Sistémica y Desarrollo (ICSD). 2005. Programa de competitividad y modelo de negocio en la cadena global de valor del sector agropecuario de Nuevo León: Chile y papa.  Monterrey, N.L., 205 p.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 2012. El sector alimentario en México 2012. Serie estadísticas sectoriales. Número 26. Aguascalientes, Ags.

Parga T., V.M.; Covarrubias R., J.M.; Almeyda L., I.H.; Zamora V., V.M.; Rivera P., A.; Rocha R., R.; 2009. Nieder, nueva variedad de papa para consumo en fresco. Agricultura Técnica en México 35(2): 233-236.

Parga T., V.M.; Covarrubias R., J.M.; Almeyda L., I.H.; Zamora V., V.M.; Rivera P., A.; Rocha R., R. 2010. Bayonera, nueva variedad de papa para consumo en fresco y la industria de hojuelas. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 1(5): 663-668.

Rello,F. 1989. El abasto de frutas y legumbres en México. Comercio Exterior 39(9): 791-798.

Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM). 2014. Comportamiento para papa Alpha de primera calidad. Central de Abasto de Iztapalapa, DF. http://www.economia-sniim.gob.mx/nuevo/ (Consulta el 6 de agosto de 2014).

Sabbagh-Sánchez, A.; García-Salazar, J.A.; Matus-Gardea, J.A.; Jiménez-Sánchez, L.; Hernández-Juárez, M. 2011. Comportamiento del consumo de papa ( Solanumt uberosum L.) fresca en México. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas 2(4): 559-572.

Vázquez C., M.G.; Rubio C., O.A.; Salinas M., Y.; Santiago R., D. 2012. Usos alter- nativos de la papa en el Estado de México. INIFAP. CIRSE. CEVAMEX. México. Libro Técnico No. 15. 114 p.

Mora Aguilar, Rafael1, Villanueva Verduzco, Clemente1

1 Profesor-Investigador. Universidad Autónoma Chapingo. Chapingo, estado de México. CP.56230. Actualmente desempeñan una comisión en el Sistema Nacional de Investigación y Transferencia de Tecnología (SNITT) dependiente de la SAGARPA. MÉXICO. E-mail: moraarfitara@gmail.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s